Dudas frecuentes

A continuación tratamos de resolver las dudas más frecuentes respecto a la urología:

¿Que hacen los urólogos?

Los urólogos tratamos las enfermedades que afectan el aparato urinario de hombres y mujeres, y el aparato reproductor masculino. Así los urólogos somos los médicos responsables del tratamiento y seguimiento de los tumores del riñón, uréter vejiga, próstata y testículo, las litiasis o piedras del riñón, las infecciones de orina, la incontinencia y alteraciones de la micción, la infertilidad y alteraciones sexuales masculinas como impotencia, y trastornos de la eyaculación, principalmente.

¿Cuál es la diferencia entre el urólogo y el nefrólogo?

La Urología y la Nefrología son 2 especialidades diferentes, aunque complementarias y relacionadas. La Nefrología es la especialidad clínica que se ocupa del estudio, tratamiento médico y prevención de las enfermedades que afectan al riñón.  La Urología es la especialidad médico-quirúrgica que se ocupa del estudio, diagnóstico y tratamiento de las patologías que afectan al aparato urinario de ambos sexos (que además del riñón incluye el uréter, la vejiga y la uretra) y al aparato reproductor masculino (próstata, testículo y pene). Por poner un ejemplo, el nefrólogo es el que estudia los pacientes con alteraciones de la función renal o insuficiencia renal, realiza la diálisis, el estudio previo al trasplante y el seguimiento de los pacientes trasplantados, pero el acto quirúrgico del trasplante lo realiza el urólogo.

¿El urólogo solo atiende hombres?

No. Las patologías urológicas afectan a ambos sexos. En general se asocia al urólogo con el varón, ya que hay enfermedades urológicas que sólo afectan al sexo masculino (como la próstata) o son más frecuentes en varones (como los tumores urológicos y la litiasis). Sin embargo la patología urológica no es exclusiva del varón e incluso hay enfermedades que son más frecuentes en mujeres (infecciones, incontinencia)

¿Qué debo hacer si presento sangre en la orina o en el semen, puede ser algo peligroso?

La sangre en orina o semen suele ser un síntoma muy alarmante para el paciente, que obliga a un  estudio urológico pero que en la mayoría de los casos no suele ser peligroso. Lo más habitual es la presencia de sangre en la orina o hematuria. Hay que diferenciar entre hematuria macroscópica, es decir, cuando se ve sangre en la orina y la presencia de sangre en un análisis rutinario de orina o  hematuria microscópica. En todos los casos hay que realizar estudios para descartar patologías como litiasis, infecciones o tumores, en especial en los pacientes fumadores con hematuria macroscópica por su relación con los tumores vesicales. La presencia de sangre en el semen o hemospermia también es un síntoma frecuente de consulta urológica. En general suele ser tener un origen benigno por  infecciones o  inflamaciones de la próstata.

¿A qué edad debo asistir a una evaluación urológica?

Las enfermedades urológicas afectan cualquier edad, aunque son más frecuentes en la edad adulta. En los niños la patología suele ser diferente, lo que ha motivado la aparición de una subespecialidad, la urología infantil. En el adulto son muchas las patologías que le pueden afectar: infecciones, litiasis, tumores, infertilidad, impotencia o disfunción eréctil, incontinencia urinaria etc. El paciente debe acudir a valoración urológica en el momento que presente cualquiera de estas patologías con independencia de la edad.

¿Los urólogos también ven a las mujeres?

Por supuesto. Aunque la creencia popular es que el urólogo es un médico de los hombres, muchas de las enfermedades que trata el urólogo afectan también a las mujeres y en algunos casos con mayor frecuencia, como por ejemplo las infecciones de orina y la incontinencia urinaria.

¿A qué edad debe un hombre realizarse la prueba del cáncer de próstata?

Se recomienda la primera evaluación para el diagnóstico precoz del cáncer de próstata a los 50 años. Para ello hay que realizar un análisis de sangre (PSA) y una exploración de la próstata o tacto rectal. En los pacientes con antecedentes familiares de cáncer de próstata (fundamentalmente padre o hermanos) se recomienda iniciarlo antes a los 40 – 45 años.

¿Qué es el PSA o APE ?

El PSA es una abreviatura inglesa de una proteína en sangre que se denomina antígeno prostático específico. La importancia del PSA es que un marcador tumoral que se encuentra elevado en la mayoría de los pacientes con cáncer de próstata. Sin embargo el que esté elevado no indica necesariamente que el paciente tenga un cáncer de próstata, ya que el propio crecimiento benigno de la próstata o HBP, las inflamaciones o infecciones de la próstata pueden aumentar sus niveles en sangre. De hecho cuando el PSA se encuentra por encima de 4 (cifra que habitualmente es indicación de biopsia de próstata) aproximadamente sólo 1 de cada 4 pacientes tiene un cáncer de próstata.

¿Qué es la circuncisión?

La circuncisión es una intervención que se realiza para tratar la fimosis y  consiste en la extirpación de parte de la  piel del pene o prepucio que recubre la parte final del pene o glande. Se suele  realizar con anestesia local, es decir  de manera ambulatoria sin  necesidad de ingreso.

¿Qué es la vasectomía?

La vasectomía consiste en la sección con anestesia local de los deferentes que son los conductos que transportan el semen desde los testículos, donde se producen los espermatozoides,  hasta la uretra que es el conducto que transporta la orina y el semen al exterior.